Marzo 2022
ARQ 109 | Cuidado

$8.000 Antes

Producto en stock

Sin cuidados, los seres humanos no hubiésemos logrado
sobrevivir por tanto tiempo en este planeta. A pesar
de su relevancia, estas labores han sido invisibilizadas y
minimizadas. Quizás el hecho de que fueran realizadas
principalmente por mujeres puede explicar ese desprecio. Tal
como indica Nancy Fraser (2016), la defensa de la dominación
masculina es la forma en la que, históricamente, se ha
desestimado la relevancia social de las tareas de cuidado.
Esa sería la razón por la que las labores domésticas no han
sido consideradas un ‘trabajo’ formal y que la diferencia
entre oikos y polis se haya terminado por convertir en una
caracterización de géneros: la política como un ámbito
masculino y el cuidado como uno femenino.

Estas distinciones han perdido sustento en el mundo
actual. Sin embargo, persisten como herencias culturales
o inercias políticas. De más está recordar que, como los
cuidados se dirigen principalmente hacia quienes no
pueden sustentarse por sí mismos, la pandemia puso estas
prácticas en el primer plano e hizo visible la distribución
desigual de estas responsabilidades. De ahí que sea
necesario ponerlas de relieve y plantearlas como un tema de
discusión en el contexto actual.


A fines de 2021, los desafíos son distintos a los de hace
unas décadas y puede ser que nos lleven a reevaluar todas
nuestras prácticas. Ese cambio en las formas, el énfasis y
el sentido mismo de la arquitectura ha tenido espacio en
esta revista durante los últimos años, pues nos parece que
es el gran desafío al que se enfrenta nuestra generación. La
historia, finalmente, nos juzgará por cómo actuamos en
este momento de crisis, cuando la misión más importante
es el cuidado de nuestro planeta, pues de eso depende
nuestra supervivencia.

Ver costos de envio

Otros clientes también vieron