agosto 2019
ARQ 102 | Especulación

$8.000

Producto en stock

Según algunas definiciones desde el latín "especular" significa "observar desde la altura" y "especulador", puede significar espía o explorador. En ambos casos, el especulador es capaz de ver por anticipado, alguien que observa lo que está pasando y concluye los escenarios probables que ello puede determinar; la especulación en tanto una observación cargada de conocimiento acumulado que permite una lectura seria de los posibles y con esto anticipar lo que puede ocurrir.



Los arquitectos están habituados a este ejercicio, proyectar a fin de cuentas supone anticipar una posibilidad de futuro a partir de un conocimiento que hace que una determinada alternativa sea verosímil sin necesidad de ser real.



Pero no somos los únicos que conjeturamos sobre el futuro, y si la especulación en arquitectura presenta posibilidades concretas en un futuro incierto, su variante financiera apuesta por la incertidumbre y la utiliza para obtener ganancias a partir del miedo de que las cosas no resulten bien. En el cruce de ambas formas de especulación surge una extraña formula tácita en la cual la especulación financiera y arquitectónica se benefician de forma inversamente proporcional.



Este número de Revista ARQ discutirá sobre estos supuestos y presentará casos que resisten estas generalidades.

Ver costos de envío para este producto

Otros clientes también vieron